lunes, 22 de agosto de 2016

Contra la modernidad, contra el tiki-taka.

¿Quién, cómo, cúando, dónde, y en qué momento decidió que al fútbol solo se podía jugar como los gurús guardiolistas quisieran?. ¿Por qué se ha instalado casi como un dogma sagrado que a esto de la pelotita solo se puede ganar si le pegas 24.698 pases antes de entrar con el balón en la portería haciendo la cucaracha?.

Y lo que es más importante, ¿por qué cojones hemos decidido querer ser un Ajax del 70 en versión cutre.?. ¿Por qué complicamos tanto las cosas y no ponemos primero los cimientos de la casa antes que los adornos florales?. ¿Por qué desde hace años ya el VCF decidió traicionarse a sí mismo y jugar a una cosa que ni es, si gente quiere que sea?. ¿Tan difícil es buscar el pragmatismo antes que la belleza?.

Con la rapidez de las nuevas tecnologías, con la inmediatez de los 140 carácteres, desde un falso progresismo que en realidad esconde los sentimientos y los objetivos más rancios posibles, se nos dice que seamos "modernos" y nos hacinemos todos en los mismos barrios de las mismas ciudades, Que escuchemos la misma música, traída de otras latitudes y que casi siempre contiene lo peor de determinadas culturas, Que vistamos todos la misma ropa. Que vayamos a divertirnos a los mismos sitios. Que hagamos todo eso en nombre de la "modernidad". Que no cuestionemos si eso es lo más bello y trascendente a lo que puede optar una persona, o todo un pueblo. No, no vayamos a ser carcas.

Que fulminemos sin contemplación, protegidos por una masa cobarde y ególatra hasta decir basta, a tu amigo Paco por contar un chiste machista, por hacer una broma de mariquitas. Que llamemos al boicot de una manera pueril, totalitaria y avasalladora pero eso sí, muy moderna, a un artista por una letra que ofende nuestra beatona moral. Beatona, porque hemos decidido que hay unas cuántas ideas intocables, sagradas, bajo amenaza de excomulgación a quién ose cuestionarlas. Eso sí, esa moral es atea porque odia las religiones. Bueno algunas religiones...vosotros ya me entendéis...

Si tú, lector, has aguantado hasta aquí, habrás comprobado que a este humilde bloguero se le ha terminado por ir la cabeza. Que su último soplo de cordura se ha esfumado entre medias de los cuatro goles que nos ha endosado Las Palmas hoy en casa. Puede ser. Pero toda esta lógica reaccionaria, cínica y cobarde, bajo una apariencia subversiva (porque ya saben que no hay régimen más seguro que el que financia al que se supone que es su enemigo), le encuentro bastante similitudes con esa otra que hay en el deporte rey. Que se permite el lujo de censurar al que entiende, al igual que yo QUE EL FÚTBOL NO ES UN ESPECTÁCULO, ES UN DEPORTE. Y el deporte, se trata, ni más ni menos de ganar. Y si resulta que tú eres un equipo que dejas a El Club de la Comedia por los suelos, pues quizás lo más inteligente es empezar el trabajo desde atrás

El fútbol al igual que la vida, no todo el mundo puede andar tocando el violín. Resulta que aunque la moda te marque que tienes que comprar una camisa, unos pantalones y unos zapatos por 100€, si tú, amigo, eres pobre, te vas a tener que conformar con lo primero que encuentres en el mercadillo. Dicho de otra forma, si tienes a Abdennour y Vezo dándolo todo en defensa, igual lo primero que tienes que hacer es armar un equipo sólido y dejar las florituras para otros.

Ya sé que está de moda el tener un huerto urbano, el llamar "running" a salir a correr, el ser un "ciudadano de un lugar llamado mundo", y en qué te gusten los defensas con una fina salida del balón. Pero qué le vamos a hacer, yo soy más de toros, de boxeo, de sentirme identificado con los símbolos e imaginarios que representan el lugar donde nací, (aunque no me sienta orgulloso de ello en muchas ocasiones, que le den al cosmopolitismo).

Soy más de un 1-0 con Cúper y Benítez en lugar de pretenciosos arrogantes. Y si me aburro no pasa nada, me llevo una almohada a Mestalla.

Adónde quiero llegar, y creo que le he dado demasiadas vueltas para llegar aquí es a lo siguiente; Pako, por dios, por lo que más quieras, hazlo sencillo, crea un equipo sólido que no se olvide de defender. Pon por delante la competitividad al preciosismo. Que al final, y no te engañes, eso es lo bonito del fútbol y por lo que se te recuerda luego.

@gustoparticular

1 comentario:

  1. Precisamente con Cúper y Benítez se vivieron los últimos años dorados del Valencia CF: finales champions, UEFA, Ligas...

    El sistema debe adaptarse a los jugadores que tienes, no los jugadores al sistema.

    Un saludo

    ResponderEliminar